jump to navigation

El reflejo de la sociedad 16 febrero, 2011

Posted by Producción UMH Grupo 19 in Carlos Carpallo Pericás, Grupo 19.
trackback

La competencia entre cadenas ha llevado a las televisiones españolas a una lucha sin cuartel por alcanzar las mejores cifras de audiencia. Como consecuencia, la mayoría de ellas han adoptado un lenguaje coloquial,  no solo en los espacios que siempre han sido considerados como excepciones (los deportes y el tiempo). Las noticias se tratan desde el punto de vista de la espectacularidad en vez de regirse por cánones informativos como los de la BBC, seguidos por la mayoría de televisiones que buscan ser tratadas con seriedad y prestigio.

En vez de preocuparse por defectos de fácil remedio como la mala locución de sus reportajes (hecho que se paliaría con tan solo contratar a profesionales de la radio), se afanan en imitar los recursos del cine con innecesarios movimientos de cámara, incluyendo panorámicas de todo tipo e incluso travelings que provocan resultados excesivos (esto se evidencia especialmente en las presentaciones de Antena 3). Ahora los presentadores posan de pie delante de enormes pantallas con las imágenes de última hora e incluso dan rienda suelta a su informalidad, si determinados sucesos se lo permiten.

La publicidad inunda los informativos y no solo en forma de patrocinios y flashes sino que, de forma encubierta, financia reportajes y noticias dedicados a empresas y artistas que presentan sus nuevos productos en el mercado, sin que el público realmente sea consciente de ello.

Los principios informativos hace tiempo que abandonaron la televisión quedando como remanente solo una cadena a la que también pueden achacársele ciertos defectos, como el innegable autobombo o la influencia de ciertos sectores políticos, errores que algunos exageran y que parecen imposibles de eliminar por completo.

Telecinco y Antena 3 están consideradas las cadenas más alejadas de los valores modélicos ya que no dudan en usar métodos tan sensacionalistas como llenar sus noticias de comentarios ciudadanos que redundan informaciones y valoran de forma inexperta. Otro de los defectos de los que hacen gala es la abundancia de imágenes morbosas que muestran sin avisar siquiera de la crudeza de las imágenes, perjudiciales para las mentes más sensibles.

La Cuatro y la Sexta siguen la estela de estas dos cadenas aunque todavía no llega a ese extremo. La primera ha tratado de captar a la audiencia con presentadores que supieron hacerse con el favor del público en sectores deportivos, la segunda tratando de hacer mella en las debilidades de la audiencia masculina.

Pese a que cada vez hay más posibilidades y más canales es evidente que el nivel ha ido disminuyendo conforme las cadenas han evolucionado. La mayoría nos quejamos de la programación ya que es muy fácil despotricar contra sus responsables  pero, como ellos argumentan, solo nos dan lo que queremos. La pregunta que cabe hacerse es: ¿Se están escudando en excusas para evitar un cambio que necesitaría transformar hasta los cimientos de tan denostado medio o realmente la sociedad se siente conforme con el reflejo que obtiene del vidrio de las pantallas?

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: